5 estrategias para competir con grandes marcas

5 estrategias para competir con grandes marcas

Cuando iniciamos un negocio uno de los principales problemas que podemos encontrarnos es sobre todo el hecho de que nuestra competencia lleva mucho más tiempo que nosotros dentro del sector, encontrándonos además con grandes empresas que pueden bloquear nuestro sueño de triunfar dentro de un mercado que cada vez es más complicado. Pero como se suele decir, nada es imposible y con estas 5 estrategias para competir con grandes marcas te será más fácil destacar, haciéndote un hueco en el negocio.

Conociendo a tus clientes

Uno de los problemas más comunes que se encuentran en las grandes superficies y en las marcas de mayor renombre es que suelen dejar de mirar por el cliente una vez que han conseguido progresar. Esto es debido a que su expansión hace que se tengan que fijar en una clientela más amplia y que, por lo tanto, no se pueda dar cabida a todas las peticiones que tienen sus usuarios. Los competidores a los que les ocurren esto suelen escuchar las quejas, pero suelen pasar de largo, ya que tienen a otros usuarios que sí les compran sus productos, haciendo que una mitad si esté atendida pero otra gran parte no se les aprecie tanto como se podría pensar. Una de tus estrategias es que siempre mires por tus clientes, el trato personal que tienen las empresas pequeñas no se puede comparar nunca con una gran marca, algo que debes potenciar, ya que hoy en día es algo que se aprecia y tus clientes volverán a ti precisamente por tu trato amable, haciéndoles sentir bien.

Precio competitivo

Tienes que luchar para que todos tus servicios y productos sean competitivos, pero sin tener unos precios demasiado altos. Por un lado, hacer esto supondría perder peso frente a las empresas que ya se han establecido en el mercado y por otro, el cliente al no conocer los productos que estás vendiendo, es posible que se decanten por otro. Por este motivo, busca los mejores precios que puedas, reduciendo al máximo el coste para que puedas tener ganancias y para que puedas además ofrecer artículos baratos a tus clientes. Una buena estrategia es comparar por internet los diferentes precios para poner los tuyos y quedarte en la tienda solo aquellos que mejores opiniones tienen en este medio. Muchos portales como éste destacan analizando y seleccionando las mejores herramientas profesionales del mercado, consiguiendo que tengas en tu negocio solo lo que necesitas y sabes que se va a vender, pudiendo incluso si tu servicio es otro, comprar a un precio más barato, ahorrando en materiales.

Presencia local

Cuando hablamos de presencia local de un negocio es que puedas contar con ellos en un tiempo que no sea mayor de las 48 horas. Esto no suele ocurrir con los competidores ya que ellos tienen su mercancía en otras ciudades o incluso en muchos casos, en otros países. Esto hace que la posibilidad de tener un producto en dicho preciso momento se vea casi imposible. Si tienes un negocio y puedes conseguir abastecer a toda tu clientela al instante o incluso en un periodo no superior de un día estarás ganando muchos adeptos ya que actualmente se premia la rapidez en el servicio. Esto hará que la clientela te aprecie mucho más, porque, unido a la anterior estrategia, conseguirás que se sientan más queridos y atendidos que cualquier otra empresa de la competencia.

Calidad en el servicio

La calidad debe ser ante todo una premisa para tu negocio. Como tú mismo habrás podido comprobar, muchas grandes empresas buscan economizar sus productos o servicios, perdiendo en todo momento el respecto por lo que venden, es cierto que puede ser barato, pero los clientes prefieren gastar unos cuantos euros más por tener más calidad que por algo que saben que finalmente no les va a servir en un futuro cercano. Es importante siempre mimar el producto, ya estemos hablando de un aparato electrónico como si se trata de uno de alimentación o incluso un servicio hacia una persona. Un buen embalaje gana mucho, diferenciándote de la competencia que suelen darte el producto tal cual.

Un público más centralizado

Por norma general las grandes empresas quieren especializarse en todo tipo de productos o servicios, presentando una amplia gama de productos, pero sin embargo no llegan a captar a un cliente preciso. Este tipo de cliente lo que busca es que se le trate directamente y que la persona que lo atiende, entienda a la perfección sus necesidades. Esto es algo que jamás ocurrirá en un comercio de una marca reconocida, ya que, seguro que alguna vez te ha pasado que has ido a alguna de ellas, has preguntado por las características de un modelo y han terminado mirando las especificaciones que te vienen en la caja y han terminado con una frase como “es un producto que se lo lleva mucha gente” o “te lo recomiendo porque es bueno” cuando posiblemente te lo hubieran dicho con cualquier otro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *