Pasado, presente y futuro del battle royale: todos quieren su propio PUBG

Pasado, presente y futuro del battle royale: todos quieren su propio PUBG

Es evidente que en los videojuegos, como en casi todo, hay modas y tendencias. En nuestro mundillo las nuevas ideas fluyen y pueden afectar tanto a una única mecánica (visión de detective, crafteo, loot boxes…) como a un género completo (beat’em up, plataformas, FPS, MOBA…).

Aunque el videojuego es un medio extremadamente versátil, echando la vista atrás podemos encontrar cierta clases de juegos que han ido marcando determinados ciclos dentro de la industria. Últimamente y de forma inesperada ha ganado fuerza un nuevo subgénero dentro de los juegos de supervivencia y acción; hablamos, como no, del battle royale, que ha encontrado en ‘PlayerUnknown’s Battlegrounds’ su máximo exponente.

Un juego estilo battle royale consiste, básicamente, en soltar a los jugadores en un enorme mapa con una zona segura que se va estrechando. Por lo general, el jugador comienza sin nada o con un equipo muy básico el cual va mejorando a base de matar a sus oponentes. La regla principal es que sólo habrá un vencedor y será aquel que haya sobrevivido durante toda la partida. Poco más.

Aunque el nombre de este subgénero sea una referencia directa a la película japonesa ‘Battle Royale’ (dirigida por Kinji Fukasaku y estrenada en el año 2000), sus primeras manifestaciones en el videojuego no se dan hasta la llegada a la gran pantalla de la adaptación de ‘Los Juegos del Hambr’e; en el libro de Suzanne Collins se plantea una sociedad distópica en la que cada año dos chicos de cada distrito deben enfrentarse a muerte hasta que sólo quede uno.

Las premisas de estas obras -tanto de ‘Battle Royale’ como de ‘Los Juegos del Hambre’- buscaban indagar en la mente humana poniendo a adolescentes en situaciones extremas de supervivencia, pero lo que quiso ser una crítica social y una reflexión alrededor del “homo homini lupus” acabó dejando en bandeja la materialización de la fantasía de poder de convertirse, literalemente, en el rey de la colina. Aquí no hay difíciles decisiones morales, aquí no hay empatía para con el otro; lo único que hay es competición directa, matar o ser matado, una violenta ambición por ser el único vencedor de la partida.

Los mods como orígen del subgénero

El género llegó al videojuego transformándose en el morbo de que tú mismo puedas ser el protagonista de una de esas películas. Y no sólo es que no tengas remordimientos por acabar con la vida de tus contrincantes, sino que tu único objetivo es ese. Matar, conseguir mejor equipo y vencer.

Con esa idea nació uno de los primeros mods que plantaron la semilla del exitoso subgénero; unos jugadores desarrollaron un nuevo modo para ‘Minecraft’ que curiosamente llevaba por nombre “Los Juegos del Hambre”. Su lanzamiento fue todo un éxito. Triunfó entre youtubers y pronto se popularizó de tal manera que acabó formando parte de los modos oficiales del juego de Mojang.

Algo similar ocurrió con ‘PlayerUnknown’s Battle Royale’, una modificación de ‘DayZ’, que a su vez era uno de los mods más conocidos de Arma II. Este nuevo modo de juego fue desarrollado por Brendan Greene -alias PlayerUnknown- con el único objetivo de darle una vuelta de tuerca a los shooters tradicionales evitando los mapas pequeños que los jugadores pudieran memorizar fácilmente. Con este primer paso Greene se ganó a una buena parte de los usuarios de ‘DayZ’, que le acompañaron cuando el mod de zombis se convirtió en standalone y el desarrollador pegó el salto a Arma III adaptando ‘PlayerUnknown’s Battle Royale’ a la nueva entrega de la franquicia de Bohemia Interactive.

Playerunknowns Battle Royale

Éxito inesperado: como sangre para tiburones

Con una gran comunidad a sus espaldas, Greene decidió seguir los pasos de ‘DayZ’ y convirtió su mod en juego standalone; le cambió el nombre por ‘PlayerUnknown’s Battlegrounds’ y lo publicó en Steam Early Access en marzo de 2017. Para agosto de ese mismo año el juego de Brendan Greene ya había superado el récord de un millón de usuarios activos, y en septiembre alcanzó los 10 millones de descargas en Steam. Actualmente ‘PlayerUnknown’s Battlegrounds’ cuenta con más de 2 millones de usuarios activos y más 20 millones de personas poseen el juego, que todavía no ha salido del acceso anticipado. Un incontestable fenómeno de masas.

Evidentemente ‘PlayerUnknown’s Battlegrounds’ no es el único videojuego battle royale; hay muchos más ejemplos por ahí, como ‘H1Z1’, ‘The Culling’ o ‘Last Man Standing’ (que curiosamente se estrenó seis días después del lanzamiento de ‘PlayerUnknown’s Battlegrounds’), pero por alguna razón el juego de Greene es el único que ha conseguido el éxito suficiente como para adelantar en número de usuarios activos a pesos pesados de Steam como ‘Dota 2’ o ‘Counter Strike: Global Offensive’.

El inesperado éxito de este juego viene respaldado también por el hecho de que varias compañías como Epic Games o la japonesa Tencent (propiertaria de Riot Games) ya hayan puesto sus ojos en el subgénero: la primera con un modo battle royale para ‘Fortnite’ (que, para colmo, ha distribuido gratuitamente en PlayStation 4, Xbox One, PC y MAC), mientras que la segunda ya ha anunciado una adaptación del género a móviles que se lanzará en China bajo el nombre de ‘Glorious Mission’.

Glorious Mission

Ahora que ‘PlayerUnknown’s Battlegrounds’ ha demostrado que el battle royale gusta al gran público todas las compañías quieren un pedazo del pastel. De momento tenemos a ‘Fortnite Battle Royale’ funcionando (no exento de acusaciones de plagio por parte de Greener) y a la versión china de Tencent con su punto de mira en el mercado asiático.

También en la conferencia de Microsoft durante el E3 2017 vimos aparecer un juego battle royale de estética similar a ‘Los Juegos del Hambre’ que se presentó bajo el nombre de ‘The Darwin Project’, y seguramente si indagamos por las distintas tiendas digitales de videojuegos encontraremos varios clones baratos de ‘PlayerUnknown’s Battlegrounds’. Incluso Rockstar aprovechó el filón actualizando ‘GTA Online’ con un modo al estilo battle royale.

Pero llega un punto en el que la última moda deja de serlo, el juego revelación se asienta, encuentra su público hardcore (usualmente menor en número) y deja que el midcore vuele hacia otro fenómeno de masas. La pregunta que toca hacerse ahora es: ¿hasta cuándo durará esta moda y cuántos juegos similares podrá soportar? Cualquiera sabe. De momento ‘PlayerUnknown’s Battlegrounds’ sigue siendo el rey de la colina, pero la siguiente partida ya ha empezado y el resto de contrincantes tiene un equipo mucho mejor, así que la estrategia a usar será vital para asegurarse la supervivencia. Veremos cuánto dura esta ronda.

También te recomendamos


Playerunknown's Battlegrounds vende diez millones de copias en menos de seis meses


PlayerUnknown’s Battlegrounds ya es el título ajeno a Valve con mayor pico de jugadores en Steam


¿Sabes que tu bebé necesita dar patadas?


La noticia

Pasado, presente y futuro del battle royale: todos quieren su propio PUBG

fue publicada originalmente en

Gamelianos

por
Manu Delgado

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *