Probamos Dragon Ball Z: Extreme Butoden. ¡KAME HAME HA, en toda la cara!

Probamos Dragon Ball Z: Extreme Butoden. ¡KAME HAME HA, en toda la cara!

Reconozco haberme dejado llevar por el hype inicial al anunciarse el nuevo ‘Dragon Ball Z: Extreme Butoden’ de Nintendo 3DS a cargo de Arc System Works. No era la primera vez que el estudio nipón, conocido por su saga ‘Guilty Gear’, de la que soy fan confeso, trabajaba para Nintendo con la imagen de Goku (ahí están los notables ‘Dragon Ball Z: Supersonic Warriors’), y tampoco es que todo lo que lleve el nombre de Arc System Works tenga que ser bueno (por ejemplo, el simplón ‘Battle Fantasia’, “revisitado” recientemente en Steam), pero es que se anunció con 100 personajes.

Eso sí, esta cifra tenía trampa: la gran mayoría eran de apoyo. Y poco después nos enteramos de la cruda realidad: la plantilla jugable se quedaba en la veintena. A pesar de ello, viendo su aspecto y el estilo que siempre ha primado en el estudio japonés, no dudamos en afirmar que era el ‘Dragon Ball Z’ que estábamos esperando desde los tiempos de los 16 bits. Y lo cierto es que ahora, tras probar su demo de Nintendo eShop (llegó ayer), no podemos ocultar que nos ha dejado buenas sensaciones, pero sin poder obviar sus más que evidentes carencias, no solamente en la plantilla jugable.

Parece que hay una ley no escrita en torno a la saga ‘Dragon Ball Z’. O al menos mi memoria no me dice lo contrario. Parece que los seguidores de Goku tenemos que ceñirnos a patrones simples de ataque, sin rastro de combinaciones de media luna más puñetazo o simplemente optar por cada dirección de la cruceta más un puñetazo o una patada para aumentar el número de ataques.

Iluso de mí, pensé que iba a encontrar algo de esto aquí, pero en su defecto Arc System Works ha optado por una sucesión de golpes (sin ni siquiera pulsar una dirección) que varían dependiendo de cuándo realicemos el ataque más fuerte. Eso y el mantener la carga de Ki y la sencilla combinación de dos botones (L + cualquiera de ataque) para realizar los especiales. Y sin mucha variedad.

Sello Arc System Works, pero un tanto liviano

Dragon Ball Z: Extreme Butoden

Es imposible no tener la sensación de estar ante un machacabotones sabiendo que nos pasaremos la mayor parte del tiempo pulsando varias veces el ataque flojo para rematar con el fuerte, ya que así se crean todos los combos. Sí, podemos agacharnos y hacer un barrido, o intentar encadenar más golpes haciendo acopio del dash hacia adelante, muy en la línea de los ‘BlazBlue’ y ‘Guilty Gear’. Pero ‘Dragon Ball Z: Extreme Butoden’ no da demasiadas opciones… al no tenerlas, básicamente.

He echado en falta más especiales (tenemos un botón para esa función y la variedad de ataques brilla por su ausencia) y también un botón para agarrar al rival, porque tras unos combates las carencias empiezan a ser visibles, y eso que al principio nos puede parecer más completo con tantos botones.

Porque hay uno que se ha reservado para el clásico movimiento de esquiva de Dragon Ball (o bien rodando o bien usando la teletransportación automática si lo hacemos justo antes de que nos pegue el rival), pero si sumamos todas las variaciones de cada botón el resultado es bastante paupérrimo.

No quiere decir que no vayamos a disfrutar de los combates, sin embargo el que busque profundidad o algo parecido a ‘Hyper Dragon Ball Z’ o cualquier otro fanservice vía MUGEN, se sentirá un poco decepcionado. Al menos no faltarán los ataques definitivos (gastando mucho Ki y en estado crítico) con animación especial, tras haber realizado un combo largo antes, y con la posibilidad de que el rival contraataque con otra onda vital (nuevamente ahí tendremos que aporrear botones, cómo no). Que podrán ser todo lo repetitivos que quieran, pero nos encanta finalizar un combate así.

Donde Dragon Ball Z: Extreme Butoden mola más

Dragon Ball Z: Extreme Butoden

He empezado siendo muy crítico, pero eso no quiere decir que a pesar de su sencillez no funcione bien. De hecho es muy consistente (y disfrutable) en sus combates. La pena es que la idea de una plantilla jugable de tan solo 20 jugadores (que sigue siendo una buena cifra, ojo) no se haya traducido en más variedad de ataques para cada jugador. Parece que Arc System Works haya querido paliar ese aspecto con ese centenar de Z Assist, los rostros conocidos de la serie que serán de apoyo. Ahí sí que me ha sorprendido con la variedad de situaciones que se crearán.

Y no solamente eso, sino que podremos tener a varios Z Assist a la vez, formándose unos buenos líos en pantalla dignos de ver, como cuando sale la Tortuga del Maestro Muten Roy o Satán a hacer el paripé. En esta demo me han gustado especialmente Tou Pai Pai y Recoome (uno de los miembros de las Fuerzas Especiales Ginyu, del emperador Freezer), ¡quién me lo iba a decir!

También es especialmente llamativa la forma en la que crearemos nuestro equipo al darnos mucha libertad: podemos manejar a un solo personaje y contar con cuatro Z Assist, o bien tres personajes jugables y ninguno de apoyo. Tanto los Z Assist como los otros luchadores que queramos manejar los seleccionaremos, ya en combate, pulsando sobre sus iconos, y funciona como debería. Aunque sí que se echa en falta algún sistema parecido a los ‘Marvel vs. Capcom’, mucho más directo.

Esta demo, por cierto, cuenta con Goku, Gohan, Vegeta y Majin Buu como personajes jugables, llamándome la atención el ataque especial de este último al recordarme poderosamente a la bola de billar de Venom (‘Guilty Gear’). Los que la conozcáis sabréis a qué me refiero: una bola que impacta sucesivamente sobre el rival mientras se aleja de la pantalla… pudiendo seguirla y darle mas golpes.

La versión final contará con más modos aparte de los que están disponibles en esta demostración (centrados en combates contra la IA o contra humanos), claro está, con tres claramente enfocados al juego en solitario: Historia Z, Aventura y Torneo Mundial Extremo. Ya veremos qué juego dan.

En definitiva, pese a que no hace honor al nombre de Arc System Works, sí que me ha dejado con ganas de probar la versión final, aunque tan solo sea por degustar su historia (¿cuántas veces habremos revivido el devenir de Goku y cía?) y por utilizar todos sus personajes Z Assist.

Plataformas: Nintendo 3DS
Multijugador: sí, local y online (dos jugadores)
Desarrollador: Arc System Works
Compañía: Bandai Namco
Lanzamiento: 16 de octubre de 2015
Precio: 34,95 euros

También te recomendamos

Segundo tráiler de Dragon Ball Z: Extreme Butoden, el juego de 3DS que todos queremos tener

Bocadillo de nocilla para todos: Dragon Ball Z: Extreme Butoden saldrá en España

He aquí la primera prueba de fuego con Dragon Ball Z: Extreme Butoden


La noticia Probamos Dragon Ball Z: Extreme Butoden. ¡KAME HAME HA, en toda la cara! fue publicada originalmente en Gamelianos por Jarkendia .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *